18 sept. 2013

Decálogo de seguridad para padres y madres sobre cómo ayudar a los hijos en el uso seguro de Internet

Fuente: Oficina de Seguridad del Internauta. (Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación).

No siempre es fácil saber cómo ayudar a los hijos en el uso seguro de Internet. Por eso, desde Menores OSI os presentamos unas normas básicas que os servirán a los padres para sentar las bases en casa de una navegación sin riesgos para niños y jóvenes.

Hoy en día, Internet se ha convertido en una herramienta imprescindible en la vida de los adultos, y lo mismo sucede con los jóvenes. Por eso, lo padres debéis comprender que vuestros hijos quieran y deban usar el ordenador con conexión a Internet tanto para hacer tareas escolares como para divertirse durante ratos de ocio y estar en contacto con sus amigos.

Es muy importante que los padres comprendáis lo positivo que es para vuestros hijos el uso de Internet, pero a la vez debéis ser muy conscientes de los peligros que conlleva y debéis ayudarles a mitigarlos para conseguir una navegación segura.

Hemos elaborado un sencillo decálogo que los padres debéis leer, conocer y tratar de poner en práctica para poder ser guías de vuestros hijos en el uso de la Red.

Decálogo de seguridad:

- Hay que educar al menor sobre los posibles peligros que puede encontrar en la Red.

- Se debe acompañar al menor en la navegación cuando sea posible, sin invadir su intimidad.

- Es importante advertir al menor de los problemas que conlleva facilitar información personal (nombre, dirección, teléfono, contraseñas, fotografías, etc.) a través de cualquier canal.

- Siempre hay que desaconsejarle participar en charlas radicales (provocadoras, racistas, humillantes, extremistas, etc.).

- Hay que informarle de que no todo lo que sale en Internet es cierto, ya que pueden engañarle con facilidad.

- Se debe prestar la misma atención a sus «ciber amistades» que a sus amistades de la vida real.

- El menor debe informar a sus padres de cualquier conducta o contacto que le resulte incómodo o sospechoso.

- Hay que vigilar el tiempo de conexión del menor a Internet para evitar que desatienda otras actividades.

- Se debe crear una cuenta de usuario limitado para el acceso del menor al sistema.

- Deben primar las recomendaciones y normas antes que las prohibiciones y castigos por un uso incorrecto de Internet.